sábado, 28 de abril de 2012

Homenaje al pintor Pedro Friedeberg by Alejandra Quesada Colección Otoño Invierno 2012-2013









Homenaje al pintor Pedro Friedeberg
Capitulo I
Colección Otoño Invierno 2012-2013

“En general, mi espíritu se inclina hacia lo absurdo,
hecho posiblemente derivado del surrealismo y de la complicada,
absurda y ridícula inutilidad de la vida”,
Pedro Friedeberg (Enero 11, 1937)


En 2009 se hizo la primer retrospectiva de Friedeberg en Bellas Artes, Pedro Friedeberg, arquitecto de confusiones impecables, cuando Alejandra Quesada decide hacer algo con él; sintiéndose identificada y conectada con él, y sobre todo muy feliz. Así como Elsa Schiaparelli con Dalí e Yves Saint Laurent con Mondrian, ella quería hacer vestidos con Pedro Friedeberg.
           
Tres  años más tarde presenta su colección en la que todos los estampados fueron diseñados a partir de obras de Friedeberg. Cortes clásicos sobre seda, terciopelo, algodón y rayón combinados con chiffon de colores —principalmente rojo y negro— y lana con figuras geométricas. Resaltan las falda circulares y los vestidos inspirados en la década de los 60 y 70, pantalones pata de elefantes, ombligueras, piezas con plisados, sacos y chalecos capitonados. Los suéteres están tejidos a mano y hay otros tejidos en jacquard, los cuales Ale trabajo a partir de los dibujos de Pedro.

Cada prenda lleva un nombre sobre la tela a partir de la obra impresa. Está la blusa “Hotel de las bellas mexicanas”, el vestido “El doble sentido del amanecer”, la falda “Gratuitas lecciones de euritmia en la cárcel de los cirujanos ladrones”, entre muchas piezas más.
Para los zapatos —plataformas de madera con rayas pintadas en dorado y negro—  inspiradas en los marcos que hace Pedro para sus obras, un clásico que lo caracteriza.
Esta colección es una representación de comó Alejandra Quesada percibe a Pedro Friedeberg y a su obra. 

“Los diez mandamientos de Pedro Friedeberg”:
1. Jamás portarás cachucha de béisbol o pantalones de mezclilla.

2. Nunca leerás best-sellers o libros de autoayuda.

3. Nunca nadarás con los zapatos puestos.

4. Jamás viajarás en clase turista.

5. Nunca hagas caso de tus amigos, ni de tus enemigos y menos de tus parientes. Escucha exclusivamente a tus perros y a tus gatos y jamás leas los periódicos.

6. Nunca caerás en modas pasajeras como la meditación, el joguing, los alimentos orgánicos o la “cibernética” y nunca fumarás menos de una cajetilla diaria.

7. No cultivarás amigos filisteos o fariseos ni maniqueos, a no ser que sean muy solventes.
8. Siempre dejarás propinas gigantescas.

9. Nunca abrirás una lata de sardinas con un secador de pelo.

10. Siempre recordarás que la hipocresía y el egoísmo son las más útiles virtudes para llevar una vida de pureza y elevación mística.

by Alejandra Quesada